Buscar
  • Equipo Topwood

Rodrigo Araya: “En Chile hemos acercado la arquitectura de calidad a la gente”

Actualizado: ene 3



El arquitecto nacional, titulado en la Universidad de Chile, tiene sus oficinas en Puerto Montt y se dedica principalmente al área corporativa e industrial.



Cuando Rodrigo Araya pensaba en su futuro, de ninguna manera estaba en sus planes estudiar arquitectura, en lo absoluto. Su mente y su visión de futuro apuntaba a otros rumbos.

“Me crie en un pequeño pueblo, aislado, donde prácticamente no existía acceso a la arquitectura de encargo; mi familia nunca tuvo acceso a eso y por ende a un arquitecto. Si bien siempre tuve afinidad por el crear, estaba más relacionado con la música; la decisión de optar por arquitectura fue algo más intuitivo y creo haber tenido mucha suerte”, reconoce Araya.


Así, viajó a Santiago y entró a estudiar arquitectura en la Universidad de Chile, entre los años 2002 y el 2007; como dice él, nuevamente una elección por intuición.


“Tenía que emigrar desde el sur a Santiago, sin familia, lo cual reconozco fue muy difícil. Los dos primeros años no creo haber disfrutado mucho la carrera, la exigencia es alta, con ramos y materias de contenidos abstractos, la intuición se vuelve nuevamente en tu mejor amigo”, explica.



Uno de los deseos de Araya era ser arquitecto proyectista, algo que comenzó a idear desde el tercer año de carrera, donde reconoce que comenzó a tener conciencia y seguridad de lo que hacía, recién a poder disfrutar lo que estudiaba.


Cuenta que durante los estudios “te educan como arquitecto proyectista, siendo que no más del 10% se dedica a ello, y yo quería serlo, era mi zona de confort. Además, entré a la universidad siendo padre y no tenía tiempo que perder. Terminé rápidamente la carrera y pude volver al sur junto a mi familia. Era el lugar donde yo quería estar”.


El profesional comenzó su carrera como arquitecto en Puerto Montt, específicamente en una oficina de proyectos, donde reconoce “fueron dos años de mucho crecimiento; no tenía horarios, trabajaba por porcentaje y auto administrado. Era como seguir en un taller, pero con un cliente real”.


Características y evolución


Hoy, Araya disfruta de su oficina de proyectos AM Arquitectura, orientada a la búsqueda de una arquitectura contemporánea, con una puesta en valor de la madera como materia proyectual, incorporando tecnologías en su uso y criterio de eficiencia energética en sus proyectos.



La sociedad tiende a catalogar los estilos de arquitectura, se relaciona a un momento de la historia lineal que se suele contar, pero Rodrigo cree que en AM lo que hacen “responde a lo que queremos hacer, o a lo que creemos que es lo correcto hacer frente a los encargos. Si tuviésemos que hablar de características, tratamos de proponer soluciones contemporáneas, donde la honestidad de los materiales es vital”.


“Finalmente en AM Arquitectura creemos que acero es acero, madera es madera, evitamos los manierismos y si tenemos la suerte de proyectar en el sur, tratamos de exacerbar la relación con la naturaleza y el entorno. Actualmente nos dedicamos principalmente a la arquitectura corporativa e industrial, muy ligados a la industria del salmón”, complementa el arquitecto.


En base a eso es que la arquitectura evoluciona, un desarrollo implícito en sí mismo. Finalmente, lo que se hace es responder por defecto a factores exógenos. Hoy, influye la tecnología, cambios de norma, culturales, ambientales o incluso económicos. Existen ciertas áreas sobre las cuales es más fácil evolucionar; en otras existe la responsabilidad de la arquitectura o del arquitecto en proponer.


En esa línea, para el especialista nacional “la arquitectura chilena se encuentra actualmente en un alto nivel, no sólo por los reconocimientos internacionales de un gran número de arquitectos, ni por las publicaciones asociadas, sino porque hemos acercado la arquitectura de calidad a la gente”.



“Creo que en la última década han proliferado arquitectos de calidad y la competencia ha llevado a proponer más. Existe mucha arquitectura pública de calidad y los estándares han mejorado, no sólo en lo tecnológico y constructivo, sino también en lo conceptual”, agrega.


De todas formas, Araya cree que la evolución y mejoras del rubro siguen al debe, especialmente en el ámbito de la renovación y mantención de las ciudades. Es una responsabilidad compartida, donde autoridades y el gremio deben tomar cartas en el asunto.


“Debemos buscar y pensar cuales son las ciudades que queremos a mediano plazo. No es posible planificar a cuatro años según el administrador de turno; debemos pensar las ciudades como un patrimonio de todos”, propone.


La arquitectura y la tecnología


Desde que Rodrigo terminó sus estudios de arquitectura, en 2002, a la fecha, la evolución de la tecnología relacionada a la industria ha sufrido intensos cambios y evoluciones. Por lo mismo, es necesario que exista una constante especialización y actualización de los conocimientos, de parte de él y de parte de todos quienes forman parte del rubro actualmente.



“A modo de ejemplo, actualmente nos vemos sometidos a un cambio de paradigma en la industria, se implementará la metodología BIM (Building Information Modeling) por parte del Estado en proyectos públicos desde el año 2020, y desde el 2025 en el ámbito privado. Si no existe capacitación e implementación, estarás fuera”, cuenta.


Su relación y trabajo con Topwood



Hace menos de dos años el trabajo de Rodrigo y Topwood cruzaron caminos, todo de boca de un arquitecto que trabajaba en la oficina, Javier, quien conoció el producto en Valdivia mientras estudiaba arquitectura.


“Los contactamos para recibir unas muestras y estas llegaron al día siguiente. En lo personal, un solo producto me abrió un abanico y posibilidades. Desde entonces llevamos al menos cinco obras con aplicaciones tanto interiores, como exteriores, como revestimientos, muebles, y carpinterías”, detalla.



“Los productos de Topwood son una excelente excusa para utilizar madera sin miedos. Por años utilicé pino radiata (IPV) en mis proyectos y con Topwood encontramos un material más estable, más sano, ecológico, de un mejor estándar y que nos permite proponer un sin fin de soluciones”, finalizó Araya.





Periodista: Carlos Pérez de Arce Díaz


529 vistas

UN PRODUCTO DE 

Ruta T Km 20 Sector Pufudi - San José de la Mariquina - Valdivia - Chile

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest - círculo blanco

(+56) 9 7389 7824