Buscar
  • Equipo Topwood

Madera y tecnología: Así será el nuevo anfiteatro del coliseo en Roma

Actualizado: may 25


El nuevo anfiteatro será en madera, ligero, al mismo nivel que la época Flavia, reversible, aislado de las estructuras arqueológicas, con un sistema de listones móviles que pueden alcanzar la extensión total de 3000 metros cuadrados en 30 minutos, garantizando un sistema de visibilidad del subsuelo y la protección de su microclima con 24 aberturas de ventilación.

El Coliseo tendrá un anfiteatro “filológico y tecnológico” al mismo tiempo. Dario Franceschini, el ministro de Cultura eligió un día especial como el domingo siguiente al 1 de mayo para presentar el proyecto ganador del concurso internacional lanzado a través de Invitalia por el Colegio Romano el pasado diciembre 2020 para construir un nuevo anfiteatro en el Coliseo. Milan Ingegneria se adjudicó la licitación, seleccionada entre 11 propuestas por una comisión de técnicos. “Un gran desafío para Italia”, comentó Franceschini.



¿Cuándo será inaugurado? “Los tiempos son los de la ley, intentaremos ser fluidos, con unos 240 días hábiles. Todas las semanas el grupo técnico se reunirá para compartir los avances del proyecto, en sinergia con la oficina de la Unesco. La licitación será por 15 millones de euros. Las obras comenzarán a finales de 2021 o los primeros meses de 2022. Lo podremos tener listo en los primeros meses de 2023”, explicó el ministro de Cultura.


Cómo será el anfiteatro

La nueva arena será ligera, reversible y sostenible con extensión de 3000 m2 / Henry Paul


El nuevo plan de la arena responde a las pautas de protección, conservación y uso de tecnologías. Formada por Milan Ingegneria, Labics, Fabio Fumagalli, y los arquitectos, arqueólogos y restauradores del Parque Arqueológico del Coliseo, la nueva arena será ligera, reversible y sostenible. La extensión total será de 3000 metros cuadrados, cuatro veces y media la plataforma actual.

Paneles móviles revestidos de madera de acoya, con núcleo de fibra de carbono, cubrirán el suelo. Esta madera sostenible, que proviene de bosques certificados, aumentará su resistencia y durabilidad. Algunas partes del piso tomarán forma de paneles móviles para garantizar la flexibilidad y serán capaces de girar y ver la estructura subterránea.

De esta forma, la arena será una estructura ligera que recuerda el plan original de la primera fase de uso que se remonta a la dinastía Flavia. Contará con diferentes posibilidades de apertura y cierre de la arena, garantizando la iluminación y ventilación de las estructuras subterráneas. Pero sobre todo, destaca la eco-sostenibilidad de los materiales, con el reciclaje de agua de lluvia para el suministro de agua de los servicios del Coliseo, considerando que hasta 2019 el Coliseo recibía una media de 25.000 personas al día.




Paneles móviles revestidos de madera de acoya, con núcleo de fibra de carbono, cubrirán el suelo / Dezeen


El ingeniero Massimiliano Milan, de Milan Ingegneria explicó: “El objetivo principal era la protección y conservación de los espacios subterráneos. Hemos optado por establecer la estructura en el porcentaje de edad de Flavia. Los listones de madera tienen un carácter tecnológico, porque son capaces de girar y trasladar, garantizando flexibilidad en las configuraciones filológicas. Cuando todo esté abierto, será posible ver los espacios subterráneos debajo, que eran el cofre de la antigua máquina de espectáculos”.

“El proyecto garantiza la reversibilidad. Se instalarán estructuras sin anclajes profundos en el Coliseo: si en 30 o 100 años existe la voluntad de remover la estructura, será posible restaurar el estado de cosas. La estructura está aislada de los muros arqueológicos, y el plano es más ligero que el original ya que los paneles móviles son de carbono recubiertos con madera tratada, resistente al ataque biológico. La estructura garantiza las condiciones microclimáticas de los hipogeos con 24 unidades de ventilación controladas y un sistema de monitoreo de humedad en el interior”, agregó Milan.

Una operación que viene de lejos


La operación fue anunciada en 2014 / Mathew Schwartz


Ahora ha comenzado la carrera para contratar las obras a fines de 2021 o principios de 2022, para inaugurar la arena en 2023. “Esta es una intervención que causará debate porque es el monumento más conocido de Italia y un símbolo en el mundo, pero la arena tiene el gran valor de combinar protección, conservación y logros tecnológicos. Habrá un gran trabajo de arqueólogos para respetar los tiempos y en 2023 podremos verlo inaugurado”, explicó Franceschini.

La operación, como recuerda el propio ministro, viene de lejos. Anunciado (no sin opiniones entre aplausos y perplejidad) en 2014, uniéndose con la idea del arqueólogo Daniele Manacorda de reconstruir el anfiteatro del Coliseo. Se ha asignado un préstamo total de 18,5 millones de euros.


Escrito originalmente para Italy 24 News

Fotografía principal cortesía de Dezeen






10 vistas0 comentarios